Voer

Dios del viento, El Susurrador

Símbolo: Un remolino de espirales multicolores
Plano: Plano elemental de viento
Alineamiento: CN
Ámbitos: Nubes, Tornados, Ventiscas
Dominios: Aire, Caos, Superchería, Viaje, Locura, Tormenta
Arma predilecta: La Lengua Vibrante (Daga)

Sin forma visible, Voer, prefiere manifestarse sólo hablando, susurrando y a veces, gritando, su voz parecen quejidos traídos por el viento de lugares muy lejanos, y se compone de varios tonos, tanto masculinos como femeninos, lo que da la impresión de varias criaturas hablando a la vez el mismo discurso.

Dogma

Párate, anda, corre, vuela. Viaja y crea los caminos que otros seguirán, ayuda al viajero en su ruta y pierde al necio en su búsqueda. El viento sabio te hablará y te guiará sin vacilar.

Historia

Nacido de los remolinos y las reacciones de los primeros elementos dejados por los primeros dioses en varios planos, Voer vivió en total soledad mientras apenas se formaba y tomaba conciencia, habitando entre lo que parecían susurros eternos a su alrededor. Cuando Voer tuvo el poder suficiente para materializarse y tomar control de los vientos, ya estaba loco, susurrando a viajeros y demás criaturas desapercibidas, recibió adoración más por temor que por fe, cosa que no le importa. Su relación con otros dioses es muy limitada, entre otras cosas, por su constante ventrilocuismo hacia los demás dioses y su impertinencia exasperante.

Voer

El olvido creador jogike jogike