Hapirith

Dios de los Medianos, El juerguista

Símbolo: Una copa con vino
Plano: Material
Alineamiento: CN
Ámbitos: Bailes, Juegos de azar, Fiestas, Música
Dominios: Caos, Suerte, Protección, Superchería, Celeridad, Lujuria, Mediano, Nobleza, Riqueza
Arma predilecta: El Filo Silbante (Daga)

Sus ropajes coloridos, y grandes en su confección, hacen de Hapirith el dios más llamativo de todos, casi siempre lleva un antifaz, y un pequeño barril del cual parece nunca acabarse el vino que toma con su copa. Su cara agraciada, lo hace parecer un niño humano casi en todos los aspectos.

Dogma

Sumaré a mi hermano en mi canción, bailaré con otros mi tonada y alegraré los días de quienes no pueden ver el color de la creación de mi Señor. Mas si mi confianza fuera tomada, pisoteada y olvidada, sumaré un mediano a otro y el mundo será pequeño para albergar a mis enemigos.

Historia

Hapirith no gustó mucho de crear objetos inamovibles en el plano material, y en vista de la vida que ahora proliferaba y de lo aparentemente aburrida que se tornaba para él, se empeñó en crear cosas que las criaturas pudieran utilizar para divertirse, para adorar a un dios de una manera diferente, sin tener que labrar la roca ni postrarse en templos. Así regaló a todas las criaturas las fiestas, los juegos y los banquetes, cosa que fue valorada y festejada por Feberraltir, quien en adelante se identificó bastante con el pequeño dios.
Hapirith animaba una fiesta tras otra, inventando cada vez un juego o canción diferente. Su mayor creación fue una criatura que haría esta labor por él, así nacieron los medianos, idénticos a Hapirith y con su mismo espíritu, mezclados entre todas las razas, eran el centro de la alegría y el alma de las fiestas.

Hapirith

El olvido creador jogike jogike