Feberraltir

Dios de los Gnomos, El feliz comensal

Símbolo: Un destello con dos hojas a los lados
Plano: Alunia
Alineamiento: CB
Ámbitos: Colinas, Llanuras, Naturaleza
Dominios: Animal, Bien, Caos, Curación, Comercio, Comunidad, Gloria, Gnomo, Gula
Arma predilecta: La Buscadora (Ballesta)

Siempre acompañado de un lobo, Feberraltir aparece como un humanoide de no más de 70 cm, con manos y pies peludos, descalzo, un laúd hecho enteramente de troncos, lianas y demás cosas de la naturaleza, cubierto de lianas en todo su cuerpo, y siempre a la mano una pierna de cordero, con la que sacia su hambre y la de su lobo.

Dogma

Como gnomo alegre siempre un banquete a mis invitados he de servir, creeré en la buena intención de mi aliado y solo daré la espalda si mi dignidad pudiera perder. Sobre el manto de la tierra voy a descansar, de ella me alimentaré y caminaré en el mundo sonriendo ante la adversidad.

Historia

Feberraltir veía las creaciones de Eiláatir y Kefhos como extremos difíciles de cruzar, por un lado mares interminables, y por el otro picos y montañas escarpados hasta los cielos, así que decidió suavizar el paisaje y crear terrenos intermedios, que sirvieran, a su parecer, como lugares de descanso y regocijo, y así creó extensiones de tierra plana, elevada y hundida, con minerales principalmente, a estas extensiones llamó llanuras y colinas. Viendo sus creaciones relegadas a caminos por las criaturas inteligentes, decidió dar forma a su propia criatura, creó entonces a los gnomos, quienes convertirían sus creaciones, en su hogar.

Feberraltir

El olvido creador jogike jogike