Cuando el mundo ignora lo que en la oscuridad le acecha, solo puede perecer en silencio ante su enemigo, pero cuando el mundo olvida lo que no debe, ni siquiera la muerte servirá para huir.