El olvido creador

Trabajando para los demonios
Pentamón 19 del 2273 CH – Época octava

Damalfit el mago yacía inconsciente sobre un charco de una espesa y grotesca saliva producida por el enorme jabalí, el enorme oso que no le permitía el paso a Ryoback era bastante fornido, su altura arrodillado era semejante a la de un humano común, su contextura similar a la de un enano adulto dejaba impactado al joven creyente de Zechi que nada podía hacer.

El grupo que finalmente había llegado no pudo ayudar de nada al ver la amenaza que tenían al frente, el mago que estaba en un estado bastante crítico perdía cada vez más sangre, inmediatamente el trasgo percibió la llegada de los combatientes, no dudó un instante en curar a su jabalí que estaba exageradamente cansado debido a las grandes corridas que tuvo que realizar. Seguido a esto, el trasgo se acercó al mago y lo curó, al parecer lo necesitaba vivo, algo muy extraño debido a los enfrentamientos anteriores, pero éste en un intento desesperado de huir del enorme cerdo que intentaba engullirlo , se arrastró por el suelo, cerca de arpad, y seguido a esto cayo nuevamente desmayado, arpad intento coger a Damalfit y montarlo a uno de los caballos pero lastimosamente falló, inmediatamente el trasgo le ordeno al jabalí que intentara nuevamente tragarse al mago, y esta vez lo logro, pero no del todo, pues aunque parecía que este lo hacía con el fin de matarlo, no fue así, ya que el trasgo también salto a la boca de animal, la cual era capaz de albergar un volumen bastante grande.

Todo el grupo se sorprendió al ver esto, y el primero en tomar alguna acción, fue el rápido y ágil batidor del grupo, que en una sutil acrobacia se montó a lomos del jabalí, pero vaya sorpresa se llevó el hombre cuando escucho que desde adentro del animal se podía escuchar a dos criaturas hablando. Todo parecía indicar que nuevamente el trasgo había curado a damalfit y además estos dos estaban teniendo una charla que tomo su origen en la cómoda boca del enorme jabalí.

- Que quieres de mi.-gritó el mago al volver demasiado asustado de su inconciencia.
- Silencio.- dijo el trasgo con un tono infantil mientras afinaba su oído para escuchar que ocurría afuera.- mi padre Tehamú solicita la ayuda de tu señora.- dijo el trasgo volviéndose al atemorizado mago.

El mago bastante impactado por la solicitud que le acababan de pedir, y más confundido aun por la forma que la pidieron respondió:

- Y Sakregaila ayudara, pero ¿era necesario pedirlo de esta manera?

- Lo lamento, pero no podía arriesgarme, no sabía a quién me encontraría, y peor aún, no sabía a ciencia cierta a quien buscaba- dijo la pequeña criatura mientras miraba fijamente al mago.- simplemente me comentaron que utilizaba la magia arcana, así que cuando me atacaste supe que eras tu

- ¿y para que necesitan mi ayuda exactamente?-pregunto Damalfit.

- Matar orcos, muchos de los malditos hijos de Janukra, y no aceptare un no como respuesta.- dijo el trasgo con mucha imponencia.
- Por mí parte no hay problema, lo difícil será convencer a mis compañeros, aunque no aseguro nada.

El trasgo con un aire de inconformidad, le ordeno al jabalí que expulsara con su lengua al mago, el cual cayó de las mandíbulas del enorme animal cubierto por una espesa saliva. El mago les pidió que lo siguieran y les comentó sobre la misión, Arpad no parecía contento, Alaska no tuvo problemas y el resto del grupo se tornaba indeciso. Luego de unos minutos de estar hablando, el trasgo salió de la boca del animal y prometió pagar el triple de lo que les estaban pagando en Meikos, a lo que el mago, en un momento de brillantez respondió que el valor a pagar era de 70.000 piezas de oro por cabeza, a pesar de que al trasgo le pareció uno suma bastante alta para unos guerreros de dichas habilidades, acepto a pagar la suma, luego los guerreros solicitaron de dos ciclos para poder tomar una decisión, el trasgo no se opuso a esto.

Un ciclo después y luego de haber convencido al resto de la compañía, ésta opto por partir directamente hasta el lugar en el cual tenían que realizar su nueva misión.

El grupo bordeo el pantano que tomaba una forma en curva hasta desaparecer, después de esto siguieron por la extensa y larga llanura, hasta llegar a lo que parecía un vasto campo amarillo, que por la deducción del grupo había sido destruido por las enormes criaturas que venían del norte, el lugar hacia el que se dirigían. Luego de pasar por el prolongado campo, el grupo llegó a una pequeña llanura verde y luego al interminable y terrible bosque profundo, se demoraron varios ciclos para llegar hasta este lugar, afortunadamente no pararon un solo minuto gracias a los poderes del trasgo que podían restablecer a los caballos.

Luego de llegar al inicio del bosque, comenzaron a buscar el camino, el cual fue encontrado por Veint, el familiar de Damalfit. Ya encontrados en el largo sendero, el grupo siguió por este por un buen rato, toda la naturaleza que debería de haber en este se encontraba completamente destruida, desde el árbol más grande hasta el brote más reciente estaba completamente marchito.

Unos minutos después de haber encontrado el camino, el trasgo avisó a la compañía que habían llegado al lugar por el que habían caminado tantos ciclos.

Al llegar el grupo pudo observar en los arboles a unas criaturas bastantes extrañas, eran una extraña combinación entre un humanoide pequeño y un horrible simio, estos eran gibados, a los cuales se les dio la orden de que llamaran a uno de sus mayores, de repente un babau apareció al frente de la compañía, estas eran las criaturas a las cuales iban a servir: demonios, hijos de Tehamú

La misión del grupo era bastante sencilla, ir hacia el frente sur y enfrentarse contra los orcos, nada muy diferente a su trabajo en Meikos.

Ya ubicados en el campo de batalla, no fue mucha la demora para que las tropas de orcos cayeran en ataque contra el frente, las flechas disparadas por el arco de Alaska impactaban en las gruesas y resistentes pieles de los orcos, las bolas de fuego que lanzaba Damalfit lograban hacer un buen daño a una buena cantidad de orcos que empezaban a emanar un fuerte olor a quemado, el bastón de Arpad se movía con agilidad golpeando con gran contundencia, las rápidas espadas de Helios cortaban velozmente a distintos contrincantes, Ryoback que fue el primero en caer, no pudo mostrar mucho su talento frente a los fuertes orcos que rápidamente lo dejaron inconsciente, pero un momento después de haber caído fue restablecido con la ayuda del grupo y volvió al fulgor del combate en donde luchaba con gran honor. Mientras se luchaba, los guerreros se daban moral, en especial Arpad que en mitad del combate, gritó muy valientemente el dogma del dios Kefhos, mostrando su devoción por éste.

369134-orc.jpg

El combate transcurrió al principio muy reñido, los orcos se curaban entre ellos y, gracias a su gran número eran capas de arremeter contra alguien en gran número, pero luego uno a uno fueron cayendo, pero vaya sorpresa se llevó el grupo, cuando faltando solo uno para terminar con la batalla, se avistaron en la espesura, tres grandes orcos, entre estos, uno tenía un tamaño bastante grande y más grande aún era la gran maza pesada que traía a sus hombros.

El grupo preocupado, comenzó a correr hacia el lado opuesto del que venían las grandes criaturas, y pidieron ayuda a los gibados que se encontraban montados en los arboles cumpliendo el papel de vigías, y para suerte del grupo poco tiempo después de haber solicitado a los gibados, un gran grupo de aproximadamente unos treinta babau acudió a secundar al grupo, que rápidamente se puso al frente en la batalla.

Por suerte el grupo pudo asaltar al inmenso orco y tomarlo de rehén, el grupo que restablece el frente, se dispone a descansar, esperando a ver qué les puede esperar en el frío sexmón.

View
El ataque del feroz jabalí
Pentamón 18 del 2273 CH – Época octava

Con el problema del anquilosaurio el grupo de aventureros se disponían a ingeniar un plan para por lo menos detener a la bestia que estaba masacrando tanto a hombres como a animales. Debido a la gran coraza del animal el primer plan del frente falló ya que ni siquiera los grandes maderos a modo de púas que se clavaron en el suelo pudieron hacerle frente al dinosaurio.

Viendo esto el grupo pensó que la mejor decisión era dejarlo ciego así que después de un intento fallido del mago en dejar cegado al animal Arpad con ayuda de Damalfit se montó en el lomo del animal y con la guja de Alaska logró impactarle en un ojo, el animal entro en cólera y aumentó su ritmo, pero para suerte el anquilosaurio se retiró hacia otro frente dándole problemas a otro grupo.

Luego de esto los días se tornaron sin novedad alguna, a excepción de un anguila gigante que sobrevolaba el frente, Damalfit notando que no era normal intento derribarla con uno de sus conjuros pero esta águila terminó siendo un druida en su forma salvaje que no lo pensó dos veces para atacar al mago, el mago se excusó y el druida comprendió y se retiró, era tanta la risa de Arpad que no pudo contener las lágrimas.

Ese mismo día por la noche Ryoback se dispuso a hacer la guardia pero el despistado guerrero noto al enorme jabalí de cuchillas que venía hacia nosotros solo hasta que lo tenía encima. Todos apurados a hacerle frente al jabalí salieron de sus carpas a combatir con él, al principio parecía fácil pero luego de un rato empezaron a notar un extraño comportamiento en el cerdo que había entrado en una extraña cólera hacia Damalfit. El gran animal tenía una gran defensa y sus colmillos semejantes a cuchillos cortaban todo a lo que se le atravesara y su objetivo principal era el mago. En uno de los intentos de huir del grupo logró llegar a una de las tiendas vecinas donde se apoyó a los agitados guerreros, pero aun siendo mucho mayor el número no se pudo hacer caer al jabalí. Luego de un rato de estar combatiendo se notó que este se regeneraba y además parecía que tuviese inteligencia propia algo que inquietaba mucho a todos.

Damalfit con uno de sus últimos conjuros invoco a un hipogrifo para retirarse del campo pero el jabalí lo siguió tan velozmente que dejo atrás al grupo que en un intento fallido de seguir al animal se perdió en la negrura de la noche.

Ya que al mago le fue imposible huir y disipándose el conjuro quedo frente a frente con la bestia y en una medida desesperada se trepo al lomo del jabalí en donde encontró a Ryoback el cual había aguantado mucho tiempo aferrado al lomo del cerdo.

El jabalí desesperado por encontrar a su objetivo clavo sus largos colmillos en su lomo intentando de esta manera darle al mago, pero no fue así como Damalfit cayo ya que en una brusca corrida del jabalí el mago no pudo sostenerse y quedo tumbado al lado del cerdo el cual no dudó en atacarlo.

5864.jpg

Cuando el mago se desplomó inconsciente el cerdo escupió algo que traía en su boca y parecía ser un pequeño trasgo que comenzó a hacer un tipo de ritual con Damalfit.
El grupo guiado por el diablillo, familiar del mago, pudo llegar donde se encontraba el mago pero no pudieron hacer nada ya que el pequeño trasgo invoco a un oso y amenazó al grupo.

Los aventureros que no le encuentran lógica a esto, piensan como resolver la situación del trasgo y el estado crítico del mago.

View
La alerta de Meikos
Pentamón 9 del 2273 CH – Época octava

En Meikos, la capital de Mercari, han estado combatiendo estampidas de animales desde todo el norte desde finales de trimón. A la fecha han debido convocar aventureros y mercenarios que ya sea por gloria o por dinero estén dispuestos a servir a la ciudad, la cual se ha visto superada en número por la cantidad de animales, bestias y monstruos que salen no se sabe de dónde y amenazan con cruzar el pequeño bosque del norte de Meikos.
Varios frentes de defensa se han establecido a lo largo de 300 millas de frontera de Mercari intentando desviar a las interminables hordas de animales y monstruos que intentan cruzar hacia el país.
Uno de esos frentes, el primero al oeste del río Del Esclavo vivió un combate singular. Algún tipo de criaturas subterráneas comenzaron a atacar a las fuerzas de Meikos, dejando como única señal unos cráteres de casi 30 pies de diámetro. Otra criatura, esta vez voladora, arrasaba las atalayas de los tiradores con explosiones sónicas. Los ataques en conjunto, unos bajo tierra y el otro aéreo comenzaron a diezmar las filas de los soldados, quienes empezaron a retroceder hasta la empalizada que resguardaba las tiendas de los heridos y los oficiales.
Algunos vieron lo que parecía ser un mago ataviado de púrpura volar tras la criatura alada, mientras que los ataques subterráneos continuaron bosque adentro, donde ya no habían soldados por los que preocuparse.
De una tienda apareció el Capitán Farendon, máxima autoridad de La Fortaleza, quien indicó a todos los presentes que podían retirarse a Meikos para recibir nuevas instrucciones, pues este frente de defensa no tenía ya criaturas que lo acecharan.

Una vez en La Fortaleza varios de los aventureros sobrevivientes se inscriben nuevamente para combatir y son enviados al frente que combate junto al Pantano Veloz, donde llegan las criaturas más grandes y fuertes que son desviadas de su camino mucho más al norte por las tropas de élite.

Luego de casi 2 ciclos de marcha llegan al campo de batalla, una extensa llanura cubierta de una delgada neblina. Allí el método de pelea es muy diferente, pues grandes regimientos pueden ser aplastados por bisonte enormes o desperdigados por los aires por la cornamenta de alces terribles.
En un instante de la pelea un mago volador pasa sobre los soldados advirtiéndoles a todos de cuidarse de los ojos rojos, poco tiempo después todos pudieron ver a lo que se refería.
Una inmensa criatura acorazada con un gran mazo en el extremo de su cola barría todo a su paso, tres jinetes intrépidos comenzaron a dar círculos amplios frente a la criatura haciendo que ésta los persiguiera, mientras los demás piensan en una estrategia para acabar con la monstruosa y blindada criatura.

S01_-_Ankylosaurus.png

View
Una diosa del inframundo
Pentamón 5 del 2273 CH – Época octava

Nuestro grupo de aventureros llegó a un salón enorme, los elfos oscuros nos rodearon, algunos murmuraban en su lengua pero solo uno de los nuestros les entendía, finalmente ante nosotros apareció una silueta femenina bastante grande, una deidad, una diosa, Sakregaila. La diosa a la que estos elfos oscuros han estado rindiendo tributo secretamente, su apariencia era tenebrosa y atractiva al mismo tiempo, esta diosa guerrera antigua que acompañó y luchó junto a sus fieles seguidores desde tiempos remotos era quien había sido convocada para juzgarnos, luego nos dimos cuenta de que los elfos oscuros a nuestro alrededor se encontraban de rodillas ante ella y con sus frentes tocando el suelo y sus manos por delante. De repente la diosa habló, al comienzo en una lengua que sólo nuestro compañero elfo sin sus orejas recientemente mutiladas entendió, pero al cabo de un rato la magia que salía de sus palabras hizo que las entendiéramos en nuestras mentes cada uno. La diosa nos relataba una historia y ante nosotros apareció entonces una visión, en esta aparecieron imágenes nítidas de guerras y batallas pasadas desde tiempos de antaño en donde estos elfos de piel oscura luchaban y sangraban al lado de su diosa, luego perdían después eran insultados, humillados marginados, torturados, masacrados y casi exterminados por sus hermanos altos elfos; al cabo de un rato las visiones se acabaron y estábamos de nuevo ante Sakregaila, en aquella habitación luego vino el juicio en que tendríamos que demostrar que tan dignos de estar allí éramos. Llamaron entonces a alguna criatura y entonces apareció en aquella habitación una enorme masa de carne viva echa de otras criaturas y bestias entre estas resaltaban más las serpientes que se retorcían en sus extremidades las cuales también eran evidentes, también se diferenciaba su boca y ojos pero la criatura no sentía ninguna sensación ni siquiera la del dolor que debería de sentir al caminar con las suturas, ulceras y rupturas que tenía alrededor de su cuerpo. Inesperadamente los elfos oscuros dieron comienzo al juicio y la enorme masa comenzó a dirigirse hacia nosotros, de inmediato comenzamos a atacarla, con armas, invocaciones y hechizos pero nada parecía afectarle a pesar de las potentes y mortíferas heridas que le causamos ya que la masa no producía ni un solo quejido de dolor fuera de eso cada que la golpeábamos de gravedad los elfos alrededor nos emitían chiflones y comentarios negativos y si la masa enorme nos golpeaba a nosotros se alegraban lo cual era realmente frustrante, nos querían ver morir, mientras esto pasaba nos dimos cuenta que algo más controlaba a la misteriosa criatura, finalmente empezamos a reducir de tamaño a esa cosa monstruosa hasta volverse pequeña y explotar en un enorme montón de fluidos y alimañas alrededor que hasta a algunos de los aventureros tuvo la desgracia que les callera esto encima y enfermarlos un poco, luego de todo el evento Sakregaila afirmó que habíamos sido juzgados, nos dió a escoger entre dos opciones irnos o quedarnos y que mientras nos quedáramos allí no seriamos tocados o mutilados de nuevo. Decidimos quedarnos, entonces a uno de nuestros compañeros y el único que no nos acompañó a la lucha en el momento del juicio le llamaron, por rendir tributo secretamente a Sakregaila fue tratado un poco menos peor y lo condujeron a otra habitación con varios de aquellos elfos oscuros donde comenzaron un ritual y lo ataron de brazos luego lo marcaron con una terrible cicatriz que pasaba justo por su frente por la mitad de su rostro y llegando hasta su vientre le dijeron entonces que tenía la marca de Sakregaila.

Finalmente a los ecos se escuchaba los golpes de acero contra acero probablemente proveniente de dos espadas, ¿podríamos no ser los únicos en ser juzgados ese día en un duelo a muerte? Los elfos oscuros a veces chiflaban negativamente a veces positivamente a lo lejos en su lengua pero finalmente todos se alegraron al mismo tiempo así que tal vez al juzgado no le fue muy bien…

View
Una ciudad en la oscuridad
Pentamón 2 del 2273 CH – Época octava

Frente a frente los guerreros ahora se disponían a combatir, pero algo muy inesperado pasó, ahora el jinete se dirige al grupo de aventureros con unas muy frías e imponentes palabras, éste dice:
-Saben que pueden ganar, pero no sin sufrir grandes pérdidas, yo ya he perdido a mi montura, una inmensa pérdida para mí, no es deber mío decidir su futuro así que si me siguen podrán prolongar sus vidas y ser juzgados.
Los guerreros toman la decisión de seguir al jinete, este al ver la decisión del grupo saca su maza y la pasa frente a Alisa mientras le da unas órdenes, ésta obedece y su comportamiento parece como el de un zombie. El jinete le ordena a los guerreros que vayan al frente todos menos alisa que va al final de la fila, el grupo conformado la mayoría por humanos y elfos no tenía la capacidad de ver en la oscuridad así que eran guiados por los dos enanos que iban al frente, mientras caminaban se podía escuchar en el lugar un gran sonido parecido al de una explosión lejana, el mismo que habían escuchado antes pero entre más caminaban más fuerte se escuchaba y se repetía cada 10 segundos, luego de un rato se pudo percibir en el ambiente un olor muy fuerte era tan fuerte que este olor les quemaban las vías respiratoria y los ojos, luego de un rato los aventureros se acostumbraron a este.
Los enanos después de mucho caminar pudieron ver como sobre ellos se notaba lo que parecía el final de una cueva y ahora se podía oír el retumbar más fuerte, y al fondo en lo que parecía un abismo se podía escuchar como si hubiese un inmenso mercado de seres humanos, los enanos notaron que empezaron a descender por lo que parecía una sendero labrado en la ladera del lugar, se llevaron una gran sorpresa al ver que el sonido que parecían seres humanos era lo que parecía, se encontraron con un grupo de humanoides que en vez de parecerse a un humano parecían elfos.
La única diferencia que pudieron encontrar los enanos de éstos y los elfos era su extremadamente oscuro tono de piel y su brillante color de cabello, aunque en blanco y negro todo es brillante y oscuro, estas personas vestían cueros gruesos y escamas, vestimentas que para la gente normal son armaduras, pero para estos humanoides parecía ropa de diario. La ciudad estaba conformada en su mayoría por inmensas escalas o puentes y estos eran labrados de la misma roca del sitio, al subir por una de estas escalas llegaron a otra parte de la ciudad en la que se podía notar ahora que los humanoides vestían grandes armaduras parecidas a las del jinete que también los acompañaba, también se podía ver gente que parecían investigadores o Magos bastante ocupados con libros y pergaminos.
En un momento un hombre se le acercó al jinete, su armadura parecía un poco distinta y por el comportamiento parecía que era un rango mayor a éste, dicho hombre empezó a hablarle al jinete en lo que después supieron que era infracomún, una lengua que ninguno de los aventureros reconocía, luego de un rato el hombre se retiró, un grupo de soldados rodeó a los aventureros y los obligó a caminar hasta una torre. En esta se encontraron a dos mujeres muy bien vestidas y a un hombre que parecía un soldado pero era muy flexible en su comportamiento, una de las mujeres se dirigió al grupo en varios idiomas, pero por desgracia el único que entendía era Damalfit que estabainmóvil y sin fuerzas. Éste empezó a quejarse para ver si lograba que la mujer entendiese que reconocía los idiomas, pero lo único que logró fue que lo retiraran de la sala debido a que generaba una gran molestia para ellas, la mujer se acercó a Tarok y pronunciando unas palabras lanzó un hechizo sobre éste, Tarok no se resistió y de repente pudo entender el idioma que hablaba la mujer, Tarok ahora sería el traductor del grupo, la mujer se dirigió a los aventureros como seres de la superficie y llamó a Tessa y a Tarok abominaciones, coincidencialmente los dos elfos del grupo, la mujer dijo que iban a ser juzgados y sólo tendrían dos meditaciones antes del juicio.
Hasta su juicio el grupo es llevado hasta la cima de la torre y es lanzado por una trampilla en el piso, caen a algo que parece una cárcel y Tarok luego de lanzar luz puede ver que en una celda contigua hay un cuerpo que es alimento para una familia de glotones, Tarok domina al animal, luego lanza compartir sentidos sobre éste para poder ver hasta dónde llega la celda.
El animal explora, pero al parecer no hay escapatoria de aquel lugar, siendo así el grupo espera por su juicio, Damalfit se recupera y luego de dos días el grupo es sacado de ese lugar y es llevado hasta una amplia sala, en esta había mucha gente encapuchada, entre ellos estaba la mujer de antes que dirigía el juicio, ella volvió a lanzar el conjuro a Tarok y dijo: “Por la gracia de Sakregaila hoy se decidirá ante la cámara el destino de estas personas.”
Cuándo Damalfit escuchó eso sacó la conclusión de que la historia de La noche perpetua no era un cuento para niños sino que era algo real.
En dichosa sala habían muchos objetos de tortura, llamaron a Tarok y a Tessa al frente donde metieron sus manos en unos huecos y en estos les apresaron, luego un grillete de caucho que colgaba de una cadena del techo del lugar sirvió para amarrarles sus cabellos, luego unos hombres con una precisión quirúrgica les cortaron las orejas y luego prendieron fuego a los cabellos de los pobres elfos.
Luego toda la sala se unió en un solo canto e hicieron un rito de invocación del cual surgió entre humo y fuego la silueta de una mujer que muy posiblemente decidirá el futuro del grupo.

View
Mas allá de la oscuridad
Quamon 19 del 2273 CH – Época octava

Ahora con Vlarn muerto las arpías se retiran del campo ya que el guerrero era el único objetivo identificado, el grupo camino un poco por la cueva pero ya el cansancio era demasiado y se vieron obligados a parar. El druida con uno de sus conjuros ablandó la tierra para que fuese más cómoda y todos se dispusieron a descansar
Mientras tanto en ese mismo momento, en Zarquitania un hombre llamado Damalfit que se hospedaba en la ciudad fue visitado por Covalus el líder del consejo de magos de la ciudad. Después de conocerse mejor y hacer un par de preguntas Covalus le ofreció un “trabajo” a Damalfit, nada económico ya que al joven mago no le importaba mucho el dinero si no el conocimiento. Más que un trabajo era una oportunidad para Damalfit y este al enterarse que tenia que ver con los poderosos magos de Helkadil no dudó en aceptar. Al día siguiente Covalus le dio un par de objetos al mago que consistían en dos pergaminos mágicos, un pergamino bastante amplio y en blanco y un objeto de madera con un símbolo, Covalus le dijo a Damalfit que al lugar donde iría habría un hombre al cual si se le enseñaba dicho objeto de madera cambiaria la forma de actuar hacia el. Cuando el joven mago ya estaba preparado Covalus lanzó un hechizo de luces danzantes sobre el pergamino en blanco que tenía Damalfit y de él se reveló una imagen que parecía el de una caverna, Covalus le pidió a Damalfit que pusiera la mano sobre el pergamino y lo tele transporto hacia dicho lugar
Cuando Damalfit llego empezó a explorar por la cueva y notaba que su conjuro de luz duraba menos de lo habitual (este conjuro había sido lanzado encima del pergamino por el que se había tele transportado) así que prendió una antorcha. Al avanzar un poco mas se empezó a sentir un olor muy peculiar, con los estudios en alquimia de Damalfit pudo concluir que era un tipo de gas pero el mago muy ingenuo continua con su llama que tenia un color verdoso debido a este gas, mas adelante el mago escucho una un silbido demasiado fuerte que provenía del gas, el mago lanzo su antorcha hacia atrás pero el gas ya había rodeado al mago que por el fuego de la antorcha exploto, el mago logro cubrirse pero las quemaduras fueron muy fuertes
Después de este mal recibimiento el mago decidió lanzar nuevamente su conjuro de luz pero ahora en la parte delantera de su túnica y siguió su camino. Después de caminar un rato el mago escucho que unos pasos de un reptil lo seguían y el mago acelero su paso
Cuando el grupo dormía y mientras tarde cuando Tarok relevaba la guardia del enano, hubo un gran estallido que despertó a todo el grupo de un inmenso susto, parecían sonidos de explosiones artificiales y no el de un derrumbe. El grupo siguió con su descanso pero un momento después Tarok y Tessa sintieron gracias a su magnífico sentido auditivo élfico una onda que venia del fondo de la cueva, nadie más podía sentir esto ya que no tenían el oído tan desarrollado como los elfos, estos informaron al enano que no podía sentir la vibraciones del suelo debido a que no estaba parado en roca viva ya que Tarok había ablandado esta, el enano camino hasta poder tocar la roca viva y ahora si pudo sentir las vibraciones que parecían explosiones como las que los enanos suelen hacer en las minas pero era algo periódico. Tarok se transformó en un búho y fue a explorar el lugar ya que dicho sonido le había llamado la atención. Llego a un punto donde se veían como caían piedras desde arriba desde pequeñas piedras no mayores a un maní hasta piedras grandes como balones, al ver que el sonido lo producía eso se retiro pero un instante después de que se volteó, Damalfit callo por esa abertura ya que corría nervioso debido al ruido del lagarto que lo perseguía ,Tarok al escuchar el ruido producido por la caída se devolvió al ver que era y al ver que era una persona y que no parecía agresiva lo curó con uno de sus conjuros, Damalfit agradecido siguió al búho y se encontró con las demás personas del grupo quienes lo interrogaron para ver si era de confianza.
Mientras tanto el sonido de pasos del lagarto que se había escuchado antes incrementaba, todos se prepararon y Damalfit les comunico que parecía un gran lagarto , Tarok convoco a un pequeño búho y luego lanzó un conjuro para ver a través de el y lo envió hasta la grieta para poder ver a la criatura que se acercaba, según la descripción de Tarok el grupo concluyo que era un dimetrodonte pero no venia solo, un jinete de tamaño mediano venia montado encima del enorme lagarto, todos se prepararon para la batalla y Tarok conjuró luz del día en el búho el cual alzo vuelo para iluminar todo el lugar.
Cuando la criatura y el grupo estaban frente a frente, el monstruo empezó a hablar en el idioma de la lengua negra y Tessa no pudo resistir el fuerte idioma, Damalfit confiado en que el objeto de madera que le dio Covalus tendría efecto contra esta criatura no pensó ni un instante y mostro dicho objeto a esta criatura, el dimetrodonte saco su lengua, la disparó contra este objeto y se lo arranco de las manos a Damalfit luego su jinete la agarro y ahora hablo en común:
-Con que tú eres mi pago, entonces debes de tener el mapa.
Damalfit consternado por la traición de Covalus y avergonzado por su ingenuidad intento arreglar las cosas con calma cosa que no le sirvió de nada, el dimetrodonte disparo su lengua contra Damalfit y lo dejo tan débil que no podía ni sostenerse y callo desmayando, siguiente a esto el jinete invoco a un draco y le dio la orden de agarrar al Damalfit y el mapa que era el mismo que habían usado para tele portarlo. La batalla había empezado, todos luchaban con gran fuerza, Tarok invoco a dos cocodrilos para que les ayudara a luchar, Tessa, massamune y el resto de guerreros luchaban ferozmente contra el draco, el inmenso lagarto y su jinete. Hubo un punto en la intensa batalla en la que el jinete casteo un hechizo contra Tarok y sus ropas se convirtieron en metal duro y solido, además perdió sus aptitudes de druida. Tessa le ayudaba a Tarok a quitarse todo el metal pero era inútil, todos siguieron haciéndole frente al dimetrodonte y cuando por fin parecía como si hubiese muerto sus se paro de un salto y su inmensa lengua apreso el cuello de uno de los cocodrilos, luego apreso nuevamente con su lengua al otro cocodrilo y lo postro sobre su espalda y con su inmensa aleta empezó a cortarlo como con una sierra.

Dimetrodon.jpg

Luego de derrotar al dimetrodonte los guerreros siguieron disparándole al draco y al jinete. Alisa que estaba persiguiendo al jinete fue afectada por un efecto mágico de ilusión ya que el jinete hizo esfumar una de las flechas que tenia en el pecho y su olor produjo dicho efecto, ahora que el cocodrilo que estaba enganchado en la aleta pudo salir de esta se dirigió hasta el jinete para acabar con el, no tubo la misma suerte el otro cocodrilo que después de quedar sordo ciego y atontado por el efecto del lengüetazo del lagarto quedo a ordenes del jinete, pero para suerte del grupo a este le quedaba poco tiempo invocado.
Luego de esto el jinete se dirijo hasta el draco y agarro el mapa que tenía Damalfit, y con su otra mano le acerco una masa que tenia forma de dragón y dicho pergamino que estaba en blanco se ilumino revelando unas runas .
Todos se esforzaban por matar al jinete, este se montó en su draco y se alejó del grupo pero con un toque de suerte dicho draco se esfumo porque la duración del hechizo había culminado, pero a pesar de esto el jinete se curo de sus heridas y esta listo para combatir con el grupo cara a cara.

View
Cae un guerrero
Quamon 19 del 2273 CH – Época octava

El grupo que estaba ubicado en estos momentos dentro del agua y estaba rodeado por la plaga de insectos y la momia no tenía muchas opciones para salir del lugar, el druida exploro el lago en forma de tiburón y al darse cuenta que no había una salida subterránea se vio obligado a invocar a dos hipogrifos que ayudaran a Masamune y al enano que no podían nadar debido a su pesada armadura. Ya en el aire el grupo descubrió que había una salida y hacia allí se dirigieron
Mientras tanto en el mismo instante un grupo de hombres enviados por la guardia del zafiro entraron a la mazmorra y su misión era encontrar un diamante que estaría palpitando el resto podía ser repartido como parte del botín.
Al entrar un guía los llevo hasta un punto de la mazmorra ( sin su ayuda hubiese sido imposible llegar hasta ese punto ya que la cantidad de caminos era demasiada) al llegar hasta ese lugar el guía le dio a uno de los hombres un objeto mágico que les permitía finalizar su misión cuando consiguieran dicho diamante.
El grupo siguió si trayecto ahora sin guía hasta un punto que se encontraron un lugar muy amplio y de repente un inmenso ruido de aleteos empezó a rodearlos, cuando se dieron cuenta estaban rodeados por una plaga de murciélagos y entre ellos muchos terribles.
Los murciélagos terribles arrebataban uno por uno a los aventureros, y al ver esto una elfa identificada como Tessa y otros tres hombres que la acompañaban se amarraron entre sí, se agarraron con gran fuerza y uno de ellos se dejó llevar por uno de los murciélagos para que el resto pudiera identificarlo pero la fuerza era tanta que uno de los guerreros que tenía su espadón enterrado en el suelo para aferrarse no pudo con semejante fuerza y salió a volar, la elfa y su otro compañero(un monje enano) tuvieron que huir del lugar.
El enano y la elfa empezaron a descender demasiado rápido y escucharon un fuerte graznido y un aleteo detrás de ellos (claramente eran arpías), cuando de repente una flecha impacto en el brazo del enano y se empezó a congelar, al ver esto la pareja corrió aún más rápido pero las flechas los seguían alcanzando. De repente delante de ellos había un inmenso abismo pero debido a la velocidad que iba la pareja no pudo frenar y cayeron al inmenso abismo
El monje logro cortar la cuerda que una a Tessa, el compañero animal de Tessa y a él, pero no fue tanta la suerte del compañero de Tessa que sufrió un inmenso golpe en la caída.
Tessa y su compañero cayeron con gran fuerza al agua, el enano gracias a su entrenamiento logro romper con el impacto y no sufrir daño alguno
Tarok al escuchar que algo había caído en el agua se transformó en un búho y se dirijo a ver que era, al ver al trio invoco otro hipogrifo para que los sacara del agua, pero no hubo tiempo para presentaciones, las arpías que perseguían al enano y a la elfa empezaron a tocar una melodía, la gran mayoría del grupo pudo resistir el canto pero para suerte de los que no esté termino rápido, Tarok al ver al peligro tan inminente que se enfrentaban y utilizo un conjuro de camuflar en grupo, para la mala suerte de Vlarn las arpías lograron detectarlo por el medio visual y comenzaron a atacarlo, al Vlarn ver que no le serviría de nada quedarse allí empezó a huir pero una de las arpías que resaltaba entre las otras, debido a un mechón blanco entre su cabello, le perforó la garganta al guerrero quitándole su último aliento.

tumblr_mp639bsVYr1rz7r1oo1_1280.png

View
Un adiós a Gustaph
Quamon 17 del 2273 CH – Época octava

Al ver a Vlarn afectado por la impronta de la serpiente sepia que estaba inscrito en aquel pergamino, Tarok decidió usar un disipar magia en Vlarn, fallo un par de veces pero a la tercera logro deshacer el conjuro.
Desecho el conjuro los valientes aventureros dispusieron a continuar con su misión, cuando de repente escucharon un fuerte ruido que parecía el de un barril rodando y alguien empujándolo, Tarok con gran valentía se transformó en un pequeño búho y se dirigió al lugar de donde provenía dicho sonido pero más que la valentía fue con la sorpresa que se tomó al encontrarse a una mujer bien armada que empujaba un barril, parecía como si la hubiesen prendido en llamas ya que su pelo y su cara estaban chamuscada. La mujer siguió su rumbo y se encontró con el resto del grupo que estaban en posición defensiva debido al ruido que escucharon.
La mujer bastante extrovertida les contó lo que le había sucedido: entro al calabozo de manera ilegal –cosa que no dijo- cuando entro se tuvo que enfrentar contra unos seres horribles los cuales mataron a el resto de su compañía los cuales ella les despedazo el cráneo ya que estas criaturas tienen la habilidad para transformar a aquellos que matan, luego siguió sola y a oscuros hasta un lugar muy ancho en el que escuchaba un fuerte aleteo y antes de que pudiera reaccionar unas grandes lianas la agarraron y apresaron, cuando de repente su armadura se puso anaranjada y se empezó a calentar hasta el punto que el calor era abrasador, luego escucho una voz que le preguntaba quién era y que hacia hay, era un nictero que protegía el lugar, la mujer identificada como alisa tubo que sobornar al nictero para que la dejara pasar y así poder continuar. Alisa es una guerrera seguidora de Nancrix la diosa del asesinato.

Nycter.jpg

Continuando con la aventura el grupo siguió por el camino del medio y llegaron a una sala amplia que tenía un inmenso tapete en la mitad, un poco más adelante habían tres caminos y el grupo opto por el de la derecha.
El terreno se tornaba fangoso y muy dificultoso, cuando de repente un hilo envolvió a Tarok y Vlarn por ayudarlo también quedo apresado por el pegajoso hilo pero pudieron soltarse fácilmente, los aventureros escucharon un ruido de algo caminando y cuando alzaron la vista tenían una inmensa araña encima de sus cabezas.
Dispuestos a combatir el grupo acabo con esta araña fácilmente aunque alisa no le agrado tanto debido a lo desagradable que era. Luego vinieron dos arañas y el grupo les hizo frente, el druida invoco sus aliados naturales como es de costumbre, Gustaph tocaba su flauta y Vlarn y alisa le daban la cara a las arañas pero cuando se dieron cuenta estaban rodeados por arañas gigantes, momias y pegajosos hilos en los cuales era muy fácil quedar pegado.
Al ver que las arañas los superaban en número el grupo opto por huir velozmente de la batalla, todos pudieron huir menos Gustaph que fue apresado por una araña y envuelto en sus hilos hasta el punto de quedar cubierto por completo, el grupo intento volver por el anciano pero ya era demasiado tarde, con gran tristeza el grupo tuvo que seguir sin el bardo.

View
En la cueva del maestro II
Quamon 16 del 2273 CH – Época octava

La compañía, ahora liderada por sus hombres de más experiencia en batalla, Gustaph, Tarok y Leinhard, acompañados de un picaro y el guerrero de Rauall se encuentran ahora separados en su lucha por salir de aquel lugar que al parecer no tiene una salida clara por la cual puedan acceder fácilmente y descubrir lo que aquel lugar guarda en sus adentros, ya que Mirovo, Tarok y el compañero del druida se encuentran encerrados en una jaula que al parecer era una de las tantas trampas que guarda aquel lugar. Tomando la iniciativa y muy sagazmente Tarok utiliza su magia natural para convertirse en un ave de tamaño pequeño capaz de traspasar aquellos barrotes y en compañía de Gustaph, el clérigo, y Leinhard proceden a registrar una de las habitaciones contiguas a la que se encontraban, después de registrar el lugar llegan a una habitación donde para sorpresa de los aventureros se encontraba una criatura de grandes poderes desconocidos para ellos.
Inmediatamente se dan cuenta que la criatura se despierta Tarok avisa a todos en el lugar del peligro se que les viene encima y pide a su compañía prepararse para pelear.
Al salir la criatura cubierta por partes de muchos metales y algunos resortes en sus partes inferiores y en parte de su torso, procede a atacar a los aventureros y para sorpresa de ellos realiza un conjuro el cual hace enlodar cierta parte del lugar con una especie de sustancia negra pegajosa y de la cual salen unos tentáculos que apresan con facilidad a Tarok y a Leinhard, estos tentáculos cada que pasaba el tiempo hacían más y más daño, mientras tanto el guerrero de Rauall luchaba valientemente con la criatura, pero ésta superaba su fuerza fácilmente y tiempo después lo deja inconsciente y tirado en el suelo.
Terminando con él, la criatura procede a atacar a Leinhard y a Tarok, mientras tanto Gustaph se hace invisible con alguno de sus conjuros y trata de llegar donde el guerrero sin ser detectado por la criatura para poder así curarlo, así sucede pero la criatura desata su furia con los dos elfos atrapados por los tentáculos, Leinhard después de mucho logra escapar, mientras tanto Tarok no lo consigue y sufre un daño considerable por parte de la criatura que lo dejaría inconsciente, al ver esto, el explorador ataca a la criatura y corre hacia atrás de un pasillo a esconderse, pero la criatura lo sigue lo encuentra y le da muerte lamentablemente.

Mientras tanto Tarok logra estabilizarse, al igual que el clérigo y estando allí le pide que se haga el muerto, así ganaran tiempo para que el druida lo pudiera sanar y poder increpar la criatura…y así sucedió; ágilmente el druida se cura a sí mismo y de igual manera cura al guerrero dejándolo óptimo para la batalla que aún seguiría, terminando de curar el druida se transforma en un halcón pequeño y vuela lo más alto posible, no sin antes advertirles que se preparen para la batalla a Gustaph y al guerrero Vlarn.
La criatura se escucha venir de nuevo y terminar con lo que comenzó, los guerreros lo esperan valientemente y antes de que cruce el pasillo y entrar de nuevo a la habitación se escucha un graznido de un ave en aquellos aposentos, y de la nada sale una criatura enorme, al parecer un cocodrilo invocado por el druida, que de inmediato ataca a la criatura haciéndole gran daño a su integridad física, la criatura no se queda quieta y arremete contra el cocodrilo y también le hace daño, mientras tanto Mirovo trata por todos los medios de salir de la jaula pero escucha unos ruidos que provienen de cerca del lugar donde está, al parecer unas criaturas no vivas se levantaron de sus tumbas y se acercan a la jaula donde el picaro y el leopardo poco pueden hacer y rápidamente les dan muerte.

44451_33.jpg

Siguen avanzando hacia donde está la criatura y logran pasar por uno de los lados del pasadizo, poniendo en jaque al clérigo y Gustaph, al ver esta manada de muertos vivientes acechar a sus compañeros, el druida se llena de ira y de esta manera invoca tres criaturas más que dan soporte y protegen a sus amigos, la batalla avanza y el primero en caer es la criatura con cuerpo de metal y asi mismo uno a uno de aquellos seres horripilantes van cayendo con la ayuda de las criaturas del druida y con el apoyo de Gustaph y el guerrero de Rauall, finalmente terminan con todos, y casi sin fuerzas entran a la última habitación que estaba cerrada donde encuentran algunos tesoros y unos pergaminos, aquel lugar con ayuda de Tarok se dan cuenta que está lleno de magia por todos lados, le pasan algunos de los objetos que encuentran allá a Gustaph a ver si reconoce alguno pero lamentablemente no sabía nada de esto.
Sin dudarlo en aquel lugar el guerrero mira uno de los pergaminos que había en dicha habitación, pronuncia unas palabras y antes de que termine, unos aros de luz lo apresan fuertemente dejándolo inmóvil parcialmente, es allí donde deciden descansar de aquella épica batalla y mirar que hacer o como ayudar al guerrero y seguir su camino hacia un rumbo desconocido…

View
En la cueva del maestro
Quamon 16 del 2273 CH – Época octava

El primero en descender fue Tarok con su leopardo pero al no aguantar el peso cayó, mientras los otros bajaban sintieron como tarok cayo en lo que parecía algo liquido, después de que llegaron todos abajo y tenían luz vieron que había tres bifurcaciones, tras tirarlo a la suerte decidieron ir a la derecha , en cual al salir del rio vieron como una luz, después de esto tarok, el leopardo y mirovon vieron en el centro de las sala un pozo lleno de oro, tarok se lanza inmediatamente a cogerlo mientras mirovon lo hace disimuladamente y el leopardo solo da vueltas alrededor. Después de unos segundos cayo una jaula, los cuales otros pudieron evitar, dejando a estos 3 encerrados, tarok invoca a un thoqqua para tratar escapar por debajo de la tierra con la mala fortuna que el suelo es de un material que no puede atravesar, así que decide desvanecerlo y convertirse en un águila para salir.

Al no saber qué hacer Leinhart empieza a explorar a la izquierda encuentra dos aberturas llenas de escombros, mientras este va a la de la izquierda arriba, en la cual encuentra 3 agujeros en cada lado en los cuales se encuentran unas criaturas en posición fetal y ya con la piel pegada a los huesos, mientras tarok se dirige a la de la izquierda abajo, allí encuentra a un columna en la que esta dibujada una especie de guerra, al seguir adelante pasa por una trampa de flechas hiriéndolo fuertemente así que decide devolverse y contarle a los demás. Luego de que el viejo vio la columna tarok le hablo una voz que solo él puede escuchar. Cuando se dieron cuenta que no había nada para desactivar la trampa ,se dirigen a al comienzo para ir por el camino izquierdo, en donde encontrar 4 cuadros,, una mesa y 4 puertas, en la primera puerta habían libros y pociones, en la segunda hay un esqueleto acostado en la esquina y después de escuchar un ruido tomo vida……
Mientras tanto en otro lugar hay un clérigo encerrado, el cual también le habla esta voz.

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.