El olvido creador

Una batalla a Muerte

Kuthruel y los demás miembros de su compañía continúan en aquel enclave helkadino en dónde surgen varias hipótesis sobre aquel viejo heliotempus ubicado debajo de una de las casas del enclave: ¿Será esto meramente decorativo o tendrá algún otro secreto escondido? Kuthruel hace uso de su dominio en las artes arcanas para esclarecer de una vez por todas el verdadero significado de este artefacto. Se dispone entonces a canalizar su poder para identificar lo que yace bajo sus pies, su función y activación. La respuesta llega a su mente: Efectivamente es un objeto mágico cuya función es emular el período de luz durante todo un luxante, La forma de activación es algo compleja; requiere que 7 habilidosos magos canalicen gran parte su poder en aquel recinto. Al ser una cantidad tan grande de poder de la cual no disponen posponen su investigación y continúan recuperando el tesoro del gran platillo. Patirían los aventureros hacía la ciudad de Abjanel a excepción de So y El Viajero; Llevando consigo otra parte del botín a su comerciante de confianza. La señorita Kutumba se dirige al templo de Lerman en dónde espera encontrar información sobre criaturas creadas por helkadil aunque sale algo disgustada por la misma razón por la cual sale disgustada de todos los templos: Burocracia.
Mientras tanto, Myrdival y Skäh se dirigen a la gran biblioteca a investigar sobre criaturas creadas por los helkadinos, Skäh sin nada mejor que hacer se dispone a dormir mientras su compañero busca la información que puede en el último día de permiso que tiene para estar en la ciudad. Consigue datos interesantes sobre colaboraciones de la antigua civilización con dioses para crear nuevas formas de vida, en los cuales destaca Arrenjel. Una vez terminada la investigación se dirigen a la taberna en allí Myrdival siente que alguien se quiere comunicar con él, sin embargo no puede entender que quiere decir, momentos más tarde de nuevo intentan contactar con él, esta vez con éxito, se trata del clérigo de Arrenjel con el cual tuvieron un altercado en una taberna en el costado sur del muelle. Éste expresa su intención de resolver aquel altercado con la promesa de dejar en paz a Myrdival si su compañero muriese, da un sitio de reunión y en medio ciclo se reúnen allí. Cara a cara ambos contendientes se miran con desprecio; A lo lejos, se escucha el chocar de las olas y el sonido de la húmeda arena cuando alguno mueve sus pies, la respiración de ambos sube un poco de intensidad; De inmediato el clérigo se abalanza sobre Skäh con su mano empuñada logra alcanzarlo, en ese mismo momento Skäh suspira algo ahogado, su contextura se ve algo reducida, pero esto no le impide lanzar un tajo contra su enemigo acto seguido el clérigo alza su guja contra el bárbaro y cuando esta impacta Skäh lanza un fuerte rugido, la babaza se escapa de su boca y comienza a pelear temerariamente en algunas ocasiones combina un salto con un feroz tajo, cuando la batalla avanza se creería que alguno de los dos ya debería haber caído a juzgar por sus heridas, pero ambos combatientes siguen luchando ferozmente, la batalla se traslada al aire el clérigo usando magia y Skäh sus alas, el bárbaro alcanza a dar un último tajo antes de desplomarse al suelo, cayendo en la arena húmeda un segundo más tarde caería su hacha cubierta por la sangre de su enemigo. Myrdival recoge el inerte cuerpo de su amigo y antes de irse el clérigo le aclara que ya están a paz, no habrá más agresiones en contra de él y que estará dispuesto a una revancha. Myrdival lleva a Skäh a un templo de Hanukra dónde espera que revivan a su amigo caído. Debió usar sus ahorros para poder hacerlo, un orco lo agarra y se lo lleva al interior del templo. Mientras tanto Myrdival aguarda para saludar de nuevo a su amigo.

Comments

jogike Lithoxyaya

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.