El olvido creador

Un reencuentro con un viejo ¿Amigo?

Dante continua pensativo en el Limo Púrpura, mientras Arpad, Filo, Petirojo y Melinof estan en la parte de habitaciones. En ese momento llega Kuthruel y Arpad reune a todos para contarles sobre la reunión con el “Maestro” explicando que lo que se tratará allí tendrá repercusión en el mundo mismo. Petirojo y Kuthruel aceptan, Dante decide quedarse y antes de que puedan preguntarle a So, esta ya partió de aquella taberna. En medio ciclo parten los que aceptaron y se dirigen al lugar de la reunión. Un lugar bastante alejado mientras van llegando pueden observar un poco de gente jugando, hablando y disfrutando del paisaje, Kuthruel rápidamente se da cuenta de que se trata de una ilusión y advierte a los demás que no se dejen llevar por lo que ven. Mientras avanzan una pequeña niña (que hace parte de la ilusión) les enseña el camino. Momentos más tarde llegan donde un viejo que más tarde revelaría como “El Maestro”, algo sorprendido por la poca asistencia , ya que esperaba encontrarse con todo el grupo, pregunta a los aventureros si no eran más ya que estaba al tanto de una criatura que les sobrevolaba, Abre un poco el campo de la ilusión y los aventureros distinguen a So. Kuthruel sube a averiguar sus intenciones y le explica de la reunión y si le gustaría participar de esta. So asiente y bajan juntos de nuevo hacia donde el viejo. Una vez completos el “Maestro” comienza a explicarle sus hallazgos sobre los ataques al templo de Unhi Era y advierte de que no es sólo en la ciudad, si no en varias zonas del mundo y que posiblemente estos ataques tengan que ver con el evento pasado cuando la magia falló y un posible fin del mundo y le pide a Kuthruel si puede ir al lugar y realizar un conocimiento de Leyendas para tener alguna pista de las intenciones de aquellas criaturas que destrozaron el templo. Además también les dice sobre sus descubrimientos en los enclaves de Helkadil en los que el grupo estuvo anteriormente, y el desconcertante descubrimiento de una criatura con la cual los Helkadinos lucharon antaño, la cual no pudo ser derrotada aunque si fue forzada a esconderse y lo hace en este mismo plano. So expresa su curiosidad acerca de la pregunta que puede ser respondida por el viejo, sin embargo pierde el interés cuando se da cuenta que en realidad estaría entregando su libertad. Kuthruel por su parte le habla sobre el cerebro del dragón y su curiosidad sobre la ubicación del tesoro de aquel dragón, El Maestro toma el cerebro y promete decir lo que encuentre en este.
Mientras tanto Dante decide ir al templo púrpura de Zechi para expiar sus pecados, explica sus intenciones al buen cuidador de la puerta y este lo guía por una serie de pasillos hasta que llega a una habitación en la cual hay un trono, Dante se sienta en este y explica sus intenciones de querer cambiarse a este templo. De los zarcillos del suelo surge un humano bastante magullado y le explica (algo exaltado) que no es tan fácil como decir y ya, le advierte que no vuelva hasta que pierda sus poderes y allí termina la conversación, Dante se retira y deja una vela al frente del retrato del duende con el que antes habló y volvió al Limo.
Kuthruel se comunica con el mago del grupo de aventureros que conocieron cuando necesitaba un Kobold. Les dice que está en camino con el sujeto del que les habló anteriormente para que se uniera a su grupo. El mago dispone el lugar para la llegada de Kuthruel. Una vez allí Filoprofundo se despide de su maestro y le agradece por todo lo que ha hecho por él. Kuth se despide y parte a Priano tras la pista de un comerciante de telas que tiene información sobre el día que falló la magia. tras una breve busqueda da con él y se presenta. Aunque al principio el contacto se muestra receloso al final termina confiando en Kuthruel ya que confía en la referencia de Meikos que mencionó. Le comenta sobre la red de investigación que se ha formado y los datos que hasta ahora han descubierto. Kuth también aporta un poco de lo que sabe y se va satisfecho, ya que podrá estar al tanto de la investigación y conoce un poco de los miembros que la conforman. Se despide no sin antes comprar unas prendas para sus protegidos en Logos. Antes de partir de Priano se dirige al puerto con la intención de comprar unos cuantos esclavos. Entra a un navío y en este encuentra algunos, debido a su bajo precio los compra todos y los lleva consigo a la fortaleza de sus antiguos compañeros en Logos, donde convoca un ángel para curar todas sus enfermedades. También se entera de que algunos no logran entender común. Dejando los detalles para después pide que los alimenten y parte a la casa de Sadana a entregar las prendas que anteriormente compró.
El Petirojo volvió al lugar de los Arcanos del arte, aunque al principio tuvo dificultad para ingresar finalmente lo logró. Una vez allí busco un trabajo para hacer mientras tenia noticias de Kuthruel. Acepta un trabajo estructural en una casa bastante ostentosa. Allí ofrece sus conocimientos sobre composiciones de metales, junto con otros artesanos llegan a un acuerdo y se disponen a fabricar el material que Petirojo sugirió para la estructura.
Mientras tanto Arpad se dispone a aprender más de la diosa de la muerte, Iyaki, Para obtener respuestas sobre su duda acerca de la esencia propia de cada ser, Aprende su dogma y se dirige al interior del templo para recitar este; cuando lo hace solo unas cuantas partes del dogma se dibujan en sangre al frente suyo, deduce que las partes que faltan son las que aún no comprende con claridad. Intenta de nuevo minutos más tarde y esta vez lo hace con sus ojos cerrados en el instante que lo hace se encuentra en una visión, en la cual hay un charco de sangre en el cual constantemente cae una gota. Pasa un buen tiempo en aquella visión y le hacen una última pregunta “¿Cuál es el nombre del arma de Iyaki?” la busca un buen tiempo en su mente hasta que por fin la encuentra: “El Grito del Destino” en cuanto responde el templo de Iyaki le da una respuesta: Sólo Iyaki puede cambiar la esencia de un ser. Arpad comprende esto y sabe que tiene que ganarse el favor de Iyaki para este fin. Acepta una misión del templo como agradecimiento al conocimiento que recibió.
Dante aún confundido regresa al templo púrpura de Zechi para insistir con su conversión. hace de nuevo el recorrido hasta la sala de aquel trono y se sienta. De nuevo expresa sus intenciones de cambiarse de templo , sale el humano de entre los zarcillos y algo furioso le dice a Dante insolente. Lo toca y le deja ciego y le dice que la próxima vez no le saldrá tan barato. Dante siente que cae y sin poder ver decide quedarse ahí hasta que alguien venga a su auxilio. Momentos más tarde escucha una voz y una criatura que se arrastra por el lugar y le ofrece llevarlo hacia la salida con la condición de cortar una cuerda, Dante se niega al principio pero accede al saber que no tiene otra opción. Sigue a la criatura hasta la “cuerda” le advierte que esta maldita y no debe tocarla. Dante toma su espadón y se dispone a cortar la “cuerda” en un primer intento falla y en el segundo lo logra, un líquido salta a su cuerpo en el fondo se escucha los gritos de unos niños “!LA MATÓ, LA MATÓ!” Algo se revuelve en el estómago de Dante, toca lo que era “la cuerda” maldita y resulta ser el cuerpo sin vida de lo que él siente como un humanoide mediano. Posiblemente mató una madre enfrente de sus hijos. Desorientado y asustado finalmente sale del templo a la calle, cubierto de sangre la gente se acerca a él y le ofrece su ayuda, un guardia lo lleva al barquero dorado donde Melinof se encarga de él. Con muchas cosas en su cabeza pasa de acompañar(por ahora) a sus compañeros en la nueva misión que tienen.

Comments

jogike Lithoxyaya

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.